De acuerdo a la experiencia que tengo en atención de primera infancia y a las necesidades manifestadas por los padres y cuidadores organicé una serie de consejos que me han servido y quizá les pueda ayudar en la estimulación del lenguaje de sus hijos, desde el amor.

• Aclare con la guía de desarrollo de lenguaje de la ASHA como debe hablar y escuchar su hijo para la edad que tiene, no aspire que su hijo pronuncie sonidos que no son esperados a su edad, todo tiene su tiempo.

• No compare a su hijo con hermano, primos y vecinos, todos aprendemos diferente

• Aproveche cada momento para estimular el lenguaje de su hijo, en el carro podemos describir lo que vemos en la ciudad, en la cocina podemos nombrar los alimentos, en el cuarto podemos describir que objetos tenemos.

• Háblale en todo momento, recuerda que aprendemos a hablar imitando a los adultos, sé un buen ejemplo.

• Canta con tu hijo, así no pronuncie bien procura que haga sonidos y disfruten el rato

• Involucremos a la familia extendida, los abuelos también son claves en el aprendizaje del lenguaje

• No hables por tu hijo ni completes sus oraciones, dale tiempo y la oportunidad de intentarlo

• Hable en orden, con enunciados claros

• Habla y haz gestos para ser aún más claro.

• Se recomienda una hora de juego libre al día, juego no planificado ni guiado, con la compañía de un adulto y preferiblemente que favorezca el juego simbólico (cocina, jugar con un muñeco bebe, jugar a limpiar, jugar al salón de clases, pescar, etc.) esto fomentará el aprendizaje y la comprensión del mundo que lo rodea.

• Observa atentamente y conoce a tu hijo, promueve la confianza mutua por medio de la atención y el tiempo que le dedicas, recuerda la comunicación necesita de dos personas.

• Ayúdalo a reconocer los sonidos a su alrededor, primero los sonidos del cuerpos, de los animales, la casa y la ciudad.

• Háblale sobre lo que haces, “estoy cocinando una ensalada con tomates, cebolla, pimentón etc.” describe cada elemento e involucra al niño.

• Léele a diario cuentos, esto fomentará su pensamiento, creatividad y empezará a imitar tu lenguaje.

• Pídele que busque objetos, “ayúdame, tráeme esa pelota por favor”, procura iniciar con un objeto, luego aumenta a 2 o 3 objetos.

• Realiza juegos de clasificación, “juntemos piedras grandes y piedras pequeñas”, “busca todas las hojas verdes y yo busco todas las hojas amarillas”

• Limite el tiempo de su hijo frente a pantallas.

• Deje que su hijo explore el mundo, que pruebe, toque, chupe de esa manera se relacionara con el exterior y la experiencia le permitirá decidir en un futuro que le gusta y que no.

• Permita que su hijo se equivoque al hablar, tal como cuando aprendemos a caminar necesitamos paciencia y práctica.

• Manténgase motivado de esa manera motivará a su hijo

• Mantenga una comunicación constante y positiva, por más pequeño que sea su hijo le comprende.

María Antonieta Silva