Las madres, cuidadoras, profesionales de la atención infantil solemos utilizar mucho la voz, hasta el punto de sufrir abuso vocal, lo que ocasiona cansancio y pérdida de las cualidades de la voz, muchas veces sucede por mal uso y por no tener un calentamiento previo al despertarnos, de manera que les entregaré un pequeño calentamiento vocal que permita iniciar, continuar y culminar el día sin perder la voz en el intento:

  1. Estiremos nuestro cuerpo, cara y cuello.
    • Brazos arriba, pies en punta y estiramos a mas no poder
    • Luego llevamos nuestra oreja derecha al hombro derecho (y repetimos del otro lado)
    • Llevamos el mentón al pecho dejamos unos segundos
    • Miramos el techo y luego el piso (movimientos verticales de cabeza)
    • Luego miramos hacia atrás por la derecha y hacia atrás por la izquierda (movimientos horizontales de cabeza)
  2. Respiremos profundo, es muy importante la respiración, porque nuestra voz existe gracias al aire que pasa por las cuerdas vocales:
    • Inhalamos por la nariz en 5 segundos, retenemos 8 segundos y exhalamos en 10 segundos. repetimos 10 veces.
  3. Ejercicios de vibración lingual y labial, son maravillosos para relajar la musculatura
    • Saca la lengua y víbrala contra el labio inferior
    • Vibra la lengua dentro haciendo una rrrrr prolongada
    • Vibra los labios
  4. Gárgaras, son excelentes para relajar los músculos posteriores de la boca. hazlo con agua unas 10 repeticiones.
  5. Elevemos nuestra resonancia, así evitamos el uso excesivo de los músculos laríngeos y del cuello
    • Hacemos una M larga: mmmm (20 veces)
    • Hacemos miau exagerando la pronunciación (20 veces)

Con estos 5  básicos tu musculatura estará mucho más preparada para una jornada de ¡éxito!

María Antonieta Silva